Adolescencia con narcolepsia sin diagnosticar siendo estudiante de ESO y Bachiller.

¿Consideras que el sistema educativo es inclusivo y se adapta a las distintas circunstancias del alumnado?

Aquí mis vivencias de adolescencia con narcolepsia sin diagnosticar:

Mis síntomas de narcolepsia empezaron con 12 ó 13 años. El agotamiento generado por mi sistema nervioso (narcolepsia – sin diagnosticar-) se fundía con el comienzo de mi adolescencia.

Pasé de tener muy buenos resultados a no llegar al ritmo medio de la clase.

El boletín de notas incluía además comentarios de cada asignatura donde, en mi caso, en casi todas aparecía la frase «Se esfuerza por debajo de sus posibilidades».

Para entendernos mejor, antes de leer más, ¿Qué tal si hacemos un ejercicio súper rápido?

Actívate una cuenta atrás de un minuto, cierra los ojos y piensa como sería tu vida actual si SIEMPRE te sintieras como si no hubieses dormido en 72 horas.

¿Podrías atender a 8 horas de clase, ser proactivo, recordar todo lo tratado a lo largo del día, estudiar y hacer las tareas?

20 años después puedo decir orgullosa que me esforzaba muy por encima de mis posibilidades

Infravaloramos a nuestros adolescentes, pero el nivel de exigencia es bastante alto y nada adaptativo.

Si alguna vez has tenido jet lag y fuiste directo al trabajo, tal vez, puedes imaginarte un poco mejor nuestra cotidianidad.

Ok, ahora sí, vuelvo a mi adolescencia con narcolepsia sin diagnosticar:

Vamos, que veían que sí tenía capacidad pero creían, tal cual, que no me daba la gana.

Me consideraban vaga cuando yo sabía que daba todo de mí, pero por las tardes era incapaz de estudiar, me dormía en los apuntes, y no me duraba la concentración más de media hora.

Yo pensaba que simplemente me cansaba más que mis compañeros.

Y como dormir está tan mal visto y yo sabía que me esforzaba tanto, cuando me preguntaban por mis tardes siempre aseguraba haber estudiado durante horas. No sabía cómo demostrar que no era pereza ni pasotismo.

Yo misma no entendía lo que me pasaba y los médicos valorando mis analíticas y mi estado físico consideraban que yo estaba “estupenda, solo el pavo típico de la pubertad”.

En ese momento no sabía que ese malestar constante, ese nudo diario en el estómago que me causaban el sobre esfuerzo y la exigencia constante tenía un nombre… ANSIEDAD.

Total que se me sumó una cosa más. Adolescencia con narcolepsia sin diagnosticar y ansiedad, pero… «¡Carmen, a ver si espabilas!», OK.

LAS PERSONAS NECESITAMOS APOYO, NO presión, SÍ comprensión, SÍ empatía, por favor.

Alba, Instituto y Universidad con narcolepsia
Alba, Instituto y Universidad con narcolepsia

El agotamiento de mi narcolepsia, este trastorno autoinmune del sistema nervioso, ser adolescente y enfrentarme a exigencias escolares me producían un malestar terrible.

Por todo esto y porque se trata de una enfermedad de difícil diagnóstico, es tan importante dar a conocer la narcolepsia en todos los sectores.

Y aun sin diagnóstico, un buen ejercicio de humanidad sería estigmatizar menos. Todos llevamos alguna piedra a cuestas aunque no tengamos un papel que lo explique / demuestre.

ES CRUCIAL CUIDAR MUCHO DE NUESTROS NIÑOS Y ADOLESCENTES porque están EN LA ETAPA MÁS IMPORTANTE DE SU VIDA QUE MARCARÁ SUS CONOCIMIENTOS Y PERSONALIDAD PARA SIEMPRE.

Con adaptación y comprensión podríamos desarrollar nuestros estudios y capacidades como se merece.

De esto han pasado 20 años, y aún al sistema educativo le queda mucho por hacer en materia de equidad y de inclusión.

La cuestión no es tratar a todos exactamente del mismo modo, porque por suerte, y por desgracia, ningún ser humano es igual a ningún otro.

Adolescencia, estudios y narcolepsia
Adolescencia, estudios y narcolepsia

Aunque nos cataloguen por edad, o por el rango que sea, nunca nadie es igual en ningún sentido a otra persona.

Y puedo decir que hasta tuve suerte, porque es demasiado común en casos de narcolepsia, recibir un diagnóstico erróneo con tratamientos contraproducentes.

Si en vez de desconfianza se diera apoyo y empatía, formaríamos futuros mejores adultos.

Gracias especialmente a las terapias de grupo que he organizado y escuchando tantas experiencias de vida de adolescencia con narcolepsia sin diagnosticar y diagnosticada, concluyo:

Somos más fuertes de lo que creemos y tenemos muchísimo mérito.

¿No crees? Comenta abiertamente o comparte tu opinión a continuación :).


3 Replies to “Adolescencia con narcolepsia sin diagnosticar siendo estudiante de ESO y Bachiller.”

    1. ¡Muchas gracias! Comentarte que tenemos intención de crear un grupo de apoyo para personas en edad de adolescencia con narcolepsia. si crees que tú o alguien de tu entorno podría estar interesado, ¡escríbeme! 🙂 Feliz fin de semana 🙂

  1. Hola. Mi hija paso toda su adolescencia con narcolepsia sin diagnosticar y la pasamos muy mal sin saber porque dormia tanto y no la podia despertar. Ella hizo su secundaria de noche porque de mañana no podia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *